Noticias

Editorial- CCA Mes de los Niños – Agosto 2018

Indudablemente que el “Día del Niño” en nuestra cooperativa no se convierte en una fecha más.

Podríamos salir rápidamente a aclarar, para desmarcarnos o justificarnos que para nosotros el día del niño “es todos los días” y agregar alguna que otra frase más o menos hecha que como una suerte de expiación o de enmienda podamos precisar que este día que se presenta como un día “comercial” con un afán mercantilista nada tiene que ver con nosotros.

Sin embargo una aclaración de esas características nos parece burdas y hasta torpes ya que como todas las cosas, en los distintos ordenes y ámbitos de la vida, serán las acciones y los contenidos de esas acciones las que harán la diferencia entre quienes proponemos un mundo basado en la economía solidaria y social y quienes porque sí, o porque simplemente es tradicional cumplen con un ritual de oferta de productos para la venta. Por tanto lo que poseamos en nuestra conciencia siempre será lo que importa.

Lo cierto es que en la Cooperativa Club Ancap, tenemos claro que más allá de las diferentes fechas donde se ubica un día dedicado a los niños, el motivo fundamental tiene relación con la preocupación que le generó a la Humanidad y a la consciencia moral y colectiva que habita en ella, la promoción de normas que protegieran a los niños.

En ese particular las diversas organizaciones vinculadas a la problemática de la infancia, desarrollaron actividades que promovieran normas de protección a la niñez y que tuvieron como impulso rebelde levantarse ante el horror que provocaron las guerras industriales del siglo XX, cuyo primer evento mundial fue la Gran Guerra de 1914 a 1918.

Fueron entonces mujeres y hombres con conciencia y con acción los que entendieron que había que comenzar a acordar mecanismos y normas que de alguna forma, por difícil que fuera su implementación protegieran del sufrimiento y del brutal padecimiento a los niños que sobreviven en conflictos bélicos que conllevan por si fuera poco abusos, genocidios y aberraciones de todo tipo.

Por tanto el “Día del Niño” tiene para nosotros ese contundente antecedente y cuando nos sumamos al mismo, es porque sencillamente las mujeres y hombres que conformamos esta casa también fuimos niños; niños hijos de trabajadores; niños que esperábamos con ilusión y asumíamos como un acto de amor, el detalle de un juguete que por más sencillo y humilde, nos llenaba de alegría ese especial día y con el tiempo a medida que crecimos y nos convertimos en adultos advertimos que esa alegría y esa emoción también es vivida por los padres.

Además este día se vuelve más especial y más emotivo para nosotros porque el preciado juguete, luego con el tiempo supimos que provenía no de cualquier lugar si no de una cooperativa, en este caso, nuestra cooperativa, la que en los buenos momentos y en particular en los más difíciles siempre está junto a los trabajadores y sus familias.

¡Feliz día para todos los niños!

0