Editoriales

Editorial – Mes de los Niños – Agosto 2021

Para el Consejo Directivo de Cooperativa Club Ancap los agostos renuevan la esperanza. Sabido es que para quienes integramos una sociedad o una nación, existen fechas que simbolizan gestas; hitos; hechos relevantes que ameritan un homenaje o consideración, pues bien, para quienes integramos esta cooperativa el Día del Niño implica una celebración y una reflexión a la vez.

Como trabajadores cooperativistas somos conscientes que sólo la construcción de una sociedad justa y solidaria; con igualdad; puede hacer posible que las condiciones de vida de todos aquellos que se encuentren en la etapa de su infancia la puedan vivir en condiciones de respeto a la dignidad humana.

Los relatos y los discursos son sólo palabras cuando las acciones conllevan a que más niñas y niños ingresen en la pobreza y en la desprotección social. La pandemia que afecta al mundo requiere que actuemos fuertemente en la protección de los más expuestos por razones económicas ante esta fatalidad.

Lo anteriormente dicho nos reafirma en nuestras ideas con compromiso y con acciones para seguir transformando la realidad desde nuestro lugar; la economía social y solidaria. Como se ha demostrado desde “Rochdale” a la fecha, los principios y valores cooperativos son garantía de organizaciones económicas más humanas y justas que contribuyen en la construcción de sociedades más igualitarias que generaran las condiciones donde la infancia de las personas sea vivida en entera y plena dignidad.

CONSEJO DIRECTIVO DE CLUB ANCAP

Agosto 2021

0

Editorial – Mes de Mamá – Mayo 2021

El día de la Madre es una ocasión propicia para reencontrarnos en estos tiempos de pandemia y confinamiento. Pero, sobre todo, éste día es un día muy especial, porque uno le pone los más sinceros y puros sentimientos.

Muchísimos uruguayos hoy se encuentran en serias dificultades económicas. Algunas, podrán fundarse en razones de pandemia, pero muchas otras no. Prueba de lo que decimos es que las cooperativas de consumo en estos duros tiempos siguen dando respuesta a las necesidades de nuestros socios, manteniendo solidaridad también con el resto de la sociedad y en ningún momento se nos ocurrió menguar ni las condiciones de trabajo, ni la calidad de los servicios o productos que se ofrecen.

Una vez más, como en las grandes crisis que nos han tocado vivir a lo largo de nuestra historia, ha quedo palpable la naturaleza de la organización económica productiva de la que formamos parte; en los tiempos difíciles es donde se demuestra de que se está hecho y con que ideas se sostiene.

Por estas razones, la cooperativa demuestra ser pertinente a las necesidades de las personas, reivindicando valores humanos, no en los discursos, no en gestos histriónicos, sino siempre en las acciones sencillas, concretas, contundentes e inspiradas en ideales del Humanismo.

Es por ello, que este día de la Madre tiene para nosotros el significado de siempre y mucho más. En este día vemos a esas madres que en estos trances duros y de tiempos difíciles, como cuidan y protegen con todo su amor a sus hijos y los educan para una sociedad mejor.

FELIZ DÍA DE LA MADRE!

CONSEJO DIRECTIVO DE COOPERATIVA CLUB ANCAP

Mayo 2021

0

Editorial – Fin de Año – Diciembre 2020

Aproximarse al cierre de año siempre es un motivo de reflexión, de compendios y sobre todo y lo más importante de reencuentro de amigos y familia.

Siempre se trata de una multiplicidad de sentimientos, donde prima la felicidad y la esperanza y donde los recuerdos surgen para impulsarnos y afrontar con optimismo el futuro aún a sabiendas de los complejos tiempos que nos tocan vivir.

Somos conscientes que este 2020 que se está terminando no ha sido para nada sencillo. A la compleja economía se le sumó un virus pandémico desconocido e inesperado. El agravamiento de la crisis social es un dato que va en aumento y que para quienes nos posicionamos desde los ámbitos cooperativos cotidianamente nos planteamos dar una respuesta a las urgencias que demanda nuestra masa social.

Las razones para explicar lo que hoy sucede merece un especial análisis, lo cierto es que nada de lo que acontece en el planeta es casual y ajeno a la actividad humana.

Esta realidad que nos interpela, para quienes sostenemos nuestra apuesta a la economía basada en la asociación cooperativa nos reafirma que la humanidad sólo tendrá futuro si las relaciones de producción y distribución se realiza en primer lugar basado en el respeto más absoluto a la ecología, a los más variados ecosistemas y por ende a los organismos vivos que los sostienen. Ha quedado patente que la economía que sólo tiende a la lógica del consumismo superfluo, a la producción de bienes con obsolescencia programada y a la creación de necesidades artificiales esta arrojando al fin de la maravillosa existencia de todas las especies incluida la humana.

Lejos estamos de sostener un espíritu apocalíptico del mundo. Somos optimistas siempre pues creemos en la solidaridad y bondad que anima a las mujeres y hombres a lo largo de la historia. Los hechos demuestran que siempre se han podido superar adversidades y catástrofes sin embargo es la primera vez que el conocimiento científico así como puesto al servicio de las grandes mayorías de los desposeídos y humildes del mundo podría definitivamente resolver las grandes calamidades, epidemias y hambrunas paradójicamente también esta más cerca de que todo por el afán egoísta y acumulativo de minorías especuladoras que se sostienen por un modo irracional y extremista de producción llevarnos a un punto sin retorno.

Por todo lo dicho, la palanca que puede hacer girar al mundo hacia una dirección de justicia social, fraternidad, plena libertad y solidaridad humana está en manos de los pueblos, de los trabajadores, de quienes labran la tierra, de quienes educan, de los más humildes y de los nunca priorizados.

Desde nuestra cooperativa estamos convencidos que aún estamos a tiempo y que la reflexión que traen estas fechas y el amor que se sintetiza en ellas dará impulso en la acción trasformadora tan necesitada y urgente.

Felicidades!

Consejo Directivo de Cooperativa Club Ancap.

Diciembre 2020

0

Editorial – CCA Mes de los Niños – Agosto 2020

Como todos los agostos, el invierno se nos ilumina con la alegría de los niños en su día. Estas fechas son de homenaje y a la vez en la Cooperativa Club Ancap, como parte del mundo cooperativo, nos permiten hacer una reflexión sobre la niñez y el mundo que a los niños les toca vivir.

Sabido es, que los adultos asumimos el deber y la responsabilidad de forjar día a día un mundo mejor como un legado a las futuras generaciones, hacer esto con la plena convicción que ese fue el objetivo de nuestros antepasados cuando ya en el siglo XIX asumieron el compromiso ideológico de que otro mundo y otro sistema más justo y equitativo es posible.

Vista la perspectiva desde lo cotidiano, del día a día, del letargo de las horas, donde los humanos nos presentamos con nuestras contradicciones, donde emergen nuestros defectos y nuestras virtudes, puede parecernos que las transformaciones no tienen la velocidad que las urgencias nos exigen. Si bien esto es cierto, es un hecho comprobable, también lo es, que en la perspectiva histórica y del análisis amplio de los tiempos, en siglo y medio han surgido – no sin esfuerzos, sin sacrificio y sin dolor- conquistas que si no se explican bien, pueden entenderse que han sido fruto de la casualidad o de una impronta azarosa.

Las normas que hacen a la justicia social, laboral, a la justa económica, a los derechos y a los tratados de protección, surgieron y se conquistaron por el compromiso inclaudicable de generaciones de mujeres y hombres que no se conformaron con el estado de cosas que se encontraron cuando despertaron al mundo.

Al día de hoy basta ver que el mundo está plagado de abusos, de guerras, de acumulación de riquezas en pocos individuos o corporaciones y como una afrenta surgen las imágenes de los niños con sus pequeñas manos manejando los telares en Asia, siendo reclutas forzados en guerras infames en algún lugar del África; como balseros buscando un futuro en la vieja Europa o andando sin rumbo en los cinturones de las ciudades de las grandes urbes de la tierra latinoamericana.

Sin lugar a dudas, estas instantáneas hieren a nuestra civilización, aquella que se inspira en la declaración de los Derechos del Hombre o en las Cartas Magnas que se sostienen en la emancipación humana.

El mundo se ha globalizado hasta el exceso, en cuestión de segundos cualquiera puede comunicarse con otra persona desde un punto del planeta a otro punto por más remoto que sea.

Hoy es posible que cualquier acción arbitraria ante cualquiera y en particular ante los niños pueda ser denunciada y comprobada. Sin embargo, el sistema imperante se nos presenta soberbio, vil, arrogante y cuando no, asesino ante aquellos más débiles e indefensos.

Una vez más, nos reafirmamos en el pensamiento y acción de “Los pioneros de Rochdale” que expusieron que otra forma humana de organización era posible y echaron a andar.

Como decía Miguel Hernández “Que salga del corazón de los hombres jornaleros, que antes de ser hombres son y han sido niños yunteros”.

CONSEJO DIRECTIVO DE COOPERATIVA CLUB ANCAP

Agosto 2020

0

Editorial – CCA Mes de las Madres – Junio 2020

Para el Consejo Directivo de la Cooperativa Club Ancap, el Día de la Madre es una fecha de significativa importancia y más allá de las dificultades que nos presenta el mundo en que vivimos, estamos convencidos que nada ni nadie podrá imponernos la amargura o la desazón a la felicidad de festejar en una jornada especial el amor hacia nuestras madres.

A través del tiempo quienes integramos un colectivo cooperativo nos vamos formando en un proceso donde adquirimos consciencia plena del valor que posee el trabajo en mancomunidad, de lo sustancial que es para los humanos arribar a una obra construida entre todos y de los cimientos ideológicos que se construyen en el proceso de formación permanente a través del principio solidario.

El mundo hoy nos impone además de respuestas urgentes ante hecho nuevos como la actual pandemia, una profunda reflexión a los efectos de entender a cabalidad que de no transformarse de forma sustancial las sociedades no hay futuro para la Humanidad.

En la Cooperativa Club Ancap tenemos una visión optimista pese a todo y la explicación se basa en el hecho de haber abrazado las banderas de la economía social desde siempre.

Durante décadas y en particular desde los ´90 a la fecha, se nos ha dicho por los voceros de la posmodernidad y de los justificadores del más salvaje de los capitalismos que la economía cooperativa estaba agotada y uno de sus fundamentos era un “cambio cultural” en el consumo al cual no nos habíamos acompasado. Sin embargo, en todos los momentos hemos estado presente en las familias donde se les niega el crédito porque sus salarios no son apetecibles para los especuladores y los oligopolios financieros.

Hoy ante la pandemia y ante la caída de 100.000 uruguayos bajo la línea de pobreza, seguimos dando respuestas para que los artículos de primera necesidad no falten en las casas de nuestra masa social. Y ello lo hacemos no sin dificultades, pues en un lapso de pocos días el dólar se devaluó en un promedio de un 20 por ciento, dando de esta forma un golpe muy duro a la capacidad financiera de la unidad productiva y reduciendo los ingresos de los trabajadores. Sin embargo, no nos vamos a rendir ¡ni ustedes ni nosotros!

Queridos socios cooperativistas y amigos; las manos y la capacidad de muchas mujeres madres fueron, son y serán, las artífices de que la economía social y solidaria sea la respuesta a las circunstancias que se nos presentan. Creemos que un mundo mejor es posible y con optimismo en el futuro decimos con felicidad: Feliz Día de la Madre.

CONSEJO DIRECTIVO DE COOPERATIVA CLUB ANCAP

Mayo 2020

0

Reapertura Sucursal Las Piedras_2020

El Consejo Directivo de la Cooperativa Club Ancap desea en primer lugar enviar un cálido y fraternal saludo a todos los socios, amigos y lectores de este prestigioso medio con el cual hemos mantenido un contacto permanente en el transcurso del 2019 y estamos seguros que así será en este 2020.

Como siempre nos gusta empezar comunicándoles las novedades y buenas noticias. Recientemente hemos reabierto en nueva locación la sucursal de nuestra cooperativa en la ciudad de Las Piedras. Esto significa culminar con una etapa de la planificación propuesta para el año que finalizó. No debemos abundar sobre la importancia estratégica que tiene esta reapertura por el impacto que genera estar presentes en esta ciudad que en los últimos años para alegría de los uruguayos ha vuelto a revitalizarse en virtud de varios emprendimientos de todo tipo ya sean comerciales como el nuestro; culturales; sociales y deportivos. Por otra parte, próximamente contaremos con un nuevo local sobre Av. Del Libertador que posibilitará reestructurar Casa Central; de esa forma se ubicará en el nuevo local toda la administración y un show room para tienda, electrodomésticos, indumentaria y bazar entre otros. De esta forma, se podrá dotar de instalaciones más adecuadas para una propuesta comercial de cara al socio, con mayor espacio y comodidad. Como consecuencia de esta reubicación, Casa Central podrá reorganizar el supermercado y mantendrá allí el servicio de biblioteca.

El trabajo realizado desde la Cooperativa es una demostración objetiva que con el esfuerzo mancomunado de todos aquellos que componen la trilogía de socios, trabajadores y directivos, la economía social es posible, y sobre todo es viable y perdura en el tiempo.

Naturalmente estos hechos que son reafirmativos nos permiten hacer, como en la vida de una persona, un auto-examen y una valoración que abarca varios aspectos, entre ellos, los económicos, los sociales y fundamentalmente los ideológicos.

Permanentemente ya sea por un interés direccionado o como tantas otras veces por simple repetición, somos testigos del método de la errónea comunicación que se hace eco en variopintos ámbitos, de que el cooperativismo es una construcción que ha ido perimiendo en el tiempo. Aquellos que llevan décadas o casi toda su vida en el mundo cooperativo saben a que nos referimos.

En muchas oportunidades a la hora de hacer un análisis de la economía, a aquella que se asienta en valores solidarios y comunitarios, se la pretende presentar como ineficaz, como liviana y sin decoro por el hecho de que en ésta se encuentra la ausencia del lucro. Intencionalmente se promueve la paradoja de que el lucro es sinónimo de eficacia y que la economía social es una quimera o sueños que habitan en el mundo de la utopía.

Lo que más nos entristece es que hasta operadores parlamentarios en algunas ocasiones han tenido una visión semejante a la descripta y sin embargo la argumentación y sobre todo la demostración en hechos y cifras han evidenciado que ciertos argumentos no dejan de ser puras falacias.

También se debe reconocer que por la nobleza del sistema, los argumentos expuestos son tan contundentes que a aquellas personas que se presentaban en principio renuentes al modelo cooperativo, con el transcurso de los años en un proceso que podríamos llamar de transformación cultural, su visión se ha ido modificando a favor del reconocimiento de lo que implica la construcción y robustecimiento del sistema cooperativo en todas sus modalidades.

Fruto de lo que estamos exponiendo, la Ley 18.407 conocida como la Ley General de Cooperativas, es el marco normativo aprobado por consenso de todos los legisladores de los distintos partidos políticos, logrando un acuerdo histórico en la materia. Tal es así, que en las distintas actividades, sea congresos o encuentros de la Alianza Cooperativa Internacional y en particular el realizado en Montevideo, nuestra Ley de Sistema Cooperativo fue reconocida como un marco jurídico modelo por su alcance y por la profundidad del mismo.

No obstante, debemos advertir que por vaivenes coyunturales en más de una oportunidad todos los actores del sistema cooperativo hemos tenido que movilizarnos en su defensa.

La Cooperativa Club Ancap tiene planificado seguir avanzando en su política de inversión y expansión hacia el interior del país. Nuestra premisa es convertirnos cada día más en una cooperativa con concepto nacional y responder a las necesidades de los socios en cualquier punto de la república y a la vez generar la confianza, para que nuestros compatriotas verifiquen en cercanía que la modalidad cooperativa no especula en cuestiones financieras si no que invierte como un acto sincero, de demostración y sobre todo que los hechos se corresponden con las palabras y que las palabras responden a una idea.

Esta concepción no es nueva en nosotros, pero tomó un nuevo empuje en los últimos años a partir de la definición estratégica de que CCA debía dejar de ser una cooperativa de un sector de trabajadores de ANCAP solamente o de un barrio si se quiere, para ser una cooperativa de consumo para todos aquellos que la necesiten; tomando como pilar de la gestión al sexto principio cooperativo, la cooperación entre cooperativas.

Una de las consignas que nos hemos planteado en estos últimos años y replicado en todo nuestro colectivo, es la de proponernos desafíos, no locuras o inconsciencias, si no retos plausibles, estudiados y fundados, pero siempre una actividad que nos permita seguir avanzando ya que avanzar implica en cada paso una demostración de que otra economía es posible. Que una unidad productiva de consumo que compite con el comercio en general es posible y además exitosa y no precisamente por un afán de lucro que no sólo no posee ya que nuestra bandera no es el dividendo o la renta. En los hechos nuestra victoria es la superación constante y nuestro desarrollo se debe a un circuito virtuoso que permite crecer.

La cooperativa de consumo Club Ancap seguirá por este camino en este 2020, y nuestros objetivos se han planificado más allá de las variables económicas que siempre se nos presentan con un marco de imprecisión o de incertidumbre.

Si hubiésemos especulado para bailar al ritmo de los vaivenes del capitalismo nos desnaturalizaríamos. Obviamente que no somos ni ingenuos ni distraídos, pero no especulamos, no apostamos a la bolsa ni a instrumentos financieros o mercantilistas. Apostamos a que por más que se nos presenten situaciones ideales, donde hay lucro no hay respuesta adecuada para aquellos que viven de un salario, que cuando una tarjeta de crédito no tiene disponible una lacónica negativa surge, que el financista presta dinero y no llena el carro de alimentos. Es porque tenemos claro de dónde venimos que sabemos a dónde vamos y sabemos a ciencia cierta el camino a recorrer. Por estas razones cooperativa de consumo Club Ancap seguirá su desarrollo confiado en los ideales de los “Pioneros de Rochdale”

CONSEJO DIRECTIVO DE COOPERATIVA CLUB ANCAP

0

Editorial- CCA Fiestas – Diciembre 2019

El Consejo Directivo de la Cooperativa Club Ancap se dirige con el fin de saludar al finalizar un nuevo año a nuestra masa social con la cual día a día construimos juntos este emprendimiento que nos une y nos impulsa.

Formar parte de la cooperativa y en muchísimos casos durante años es una demostración que este emprendimiento obrero está enraizado en la profundidad del suelo solidario donde habitan los que creen en la economia social.

Las cooperativas de consumo tienen primordialmente un fin social y se consideran como emprendimientos estratégicos para aquellos más desfavorecidos de la sociedad, para los que el lucro menosprecia y solaya y se olvida de ellos en los momentos críticos de la sociedad que nos ha tocado vivir.

En CCA como respuesta al sistema perverso donde el que menos tiene menos debe consumir a fin de satisfacer las necesidades esenciales, le respondemos siendo más eficientes con el objeto de aunar inteligencia y esfuerzo para asi liberarnos de la dependencia material de la economía del mercado, esa que con desdén plantea aquello de “cuanto tenés valés”.

En el cooperativismo y en CCA en nuestro caso, cada socio vale en primer lugar en su reconocimiento humano, en su existencia y en el respeto profundo a la misma y utilizando a la economía como una herramienta que transforme al mundo en beneficio de mejorar las condiciones de vida de los seres humanos, en su dignidad, protección y desarrollo.

El poder integrante de esta estrategia lo demuestra el hecho de la capacidad de aglutinar a mujeres y hombres de diferentes credos con un objetivo emancipador como lo demuestra el trabajo conjunto de los pioneros cristianos y ateos que fundaron la cooperativa de Rochdale. Conjuntamente con el impulso de resistencia a la pauperización de la clase obrera durante la revolución industrial, se creó una estructura que llegaría a ser de suma importancia para el movimiento cooperativo actual en todo el mundo.

Durante estos años en nuestro país se fueron gestando procesos evolutivos de las cooperativas de consumo, propiciando e impulsando la expansión y el crecimiento con miras al beneficio de la masa social, superando determinados momentos difíciles de la economía que esperamos no vuelvan a presentarse por el bien de todos los uruguayos.

Hacemos memoria porque es bueno recordar el espíritu que nos impulsa, y que nuestros logros de hoy están principalmente en poder llevar adelante el cometido honrando el espíritu que tuvieron desde el inicio este tipo de emprendimientos. Desde luego que nada es fácil, y que cada paso de la cooperativa es el resultado de un gran esfuerzo colectivo, pero lo primordial es proyectarse hacia nuevos horizontes y seguir andando en pos de los intereses comunes de la masa social logrando que las clases sociales más desposeidas lo sean un poco menos teniendo alcance a bienes y servicios que hacen a la calidad de vida de la masa social

Por todas estas razones el Consejo Directivo de Cooperativa Club Ancap los saluda y brinda para que el nuevo año nos encuentre juntos en este emprendimiento que es motivo de orgullo y logro de los trabajadores.

CONSEJO DIRECTIVO

COOPERATIVA CLUB ANCAP DE CONSUMO

0

Editorial- CCA Mes de los Niños – Agosto 2019

Indudablemente que el “Día del Niño” en nuestra cooperativa no se convierte en una fecha más.

Podríamos salir rápidamente a aclarar, para desmarcarnos o justificarnos que para nosotros el día del niño “es todos los días” y agregar alguna que otra frase más o menos hecha que como una suerte de expiación o de enmienda podamos precisar que este día que se presenta como un día “comercial” con un afán mercantilista nada tiene que ver con nosotros.

Sin embargo una aclaración de esas características nos parece burdas y hasta torpes ya que como todas las cosas, en los distintos ordenes y ámbitos de la vida, serán las acciones y los contenidos de esas acciones las que harán la diferencia entre quienes proponemos un mundo basado en la economía solidaria y social y quienes porque sí, o porque simplemente es tradicional cumplen con un ritual de oferta de productos para la venta. Por tanto lo que poseamos en nuestra conciencia siempre será lo que importa.

Lo cierto es que en la Cooperativa Club Ancap, tenemos claro que más allá de las diferentes fechas donde se ubica un día dedicado a los niños, el motivo fundamental tiene relación con la preocupación que le generó a la Humanidad y a la consciencia moral y colectiva que habita en ella, la promoción de normas que protegieran a los niños.

En ese particular las diversas organizaciones vinculadas a la problemática de la infancia, desarrollaron actividades que promovieran normas de protección a la niñez y que tuvieron como impulso rebelde levantarse ante el horror que provocaron las guerras industriales del siglo XX, cuyo primer evento mundial fue la Gran Guerra de 1914 a 1918.

Fueron entonces mujeres y hombres con conciencia y con acción los que entendieron que había que comenzar a acordar mecanismos y normas que de alguna forma, por difícil que fuera su implementación protegieran del sufrimiento y del brutal padecimiento a los niños que sobreviven en conflictos bélicos que conllevan por si fuera poco abusos, genocidios y aberraciones de todo tipo.

Por tanto el “Día del Niño” tiene para nosotros ese contundente antecedente y cuando nos sumamos al mismo, es porque sencillamente las mujeres y hombres que conformamos esta casa también fuimos niños; niños hijos de trabajadores; niños que esperábamos con ilusión y asumíamos como un acto de amor, el detalle de un juguete que por más sencillo y humilde, nos llenaba de alegría ese especial día y con el tiempo a medida que crecimos y nos convertimos en adultos advertimos que esa alegría y esa emoción también es vivida por los padres.

Además este día se vuelve más especial y más emotivo para nosotros porque el preciado juguete, luego con el tiempo supimos que provenía no de cualquier lugar si no de una cooperativa, en este caso, nuestra cooperativa, la que en los buenos momentos y en particular en los más difíciles siempre está junto a los trabajadores y sus familias.

¡Feliz día para todos los niños!

0

Día de la Madre_ Mayo 2019

El Consejo Directivo de la Cooperativa Club Ancap, les hace llegar a todas las madres nuestro más profundo y fraternal saludo.

Podríamos reiterar una vez más aquello que el día de la madre es un día comercial. Podríamos decir que es algo que podemos reconocer como tal, también podríamos decir, como pensamos todos que el día de la madre son todos los días y de eso no hay dudas. Por lo tanto, manteniendo esta sencilla lógica podemos decir que el día de la madre a los efectos de nuestro mensaje es simplemente una excusa para saludar a todas las madres tal como se lo merecen. Es decir que los méritos sobran para así sea un día al año el mundo deba detenerse para señalar que hay una mujer que es madre a la cual todos los humanos deseamos homenajear.

Si bien todo esto es cierto, los humanos de hoy somos hijos de nuestra historia y antes de que existiera el comercio y antes de que existiera el capitalismo como tal, ya en la antigua Grecia se festejaba el día de la madre a Rhea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Luego el tiempo, con la aparición del cristianismo, como tantas fechas llamadas ahora paganas, esa misma celebración se transformó en un homenaje en honor a la madre de Jesús a María.

Con esto que no pretende ser una clase de historia ni mucho menos, intentamos poner sobre el papel que aún aquellos sucesos que hoy puedan parecernos caprichosos, banales o mercantilistas, siempre tienen bajo su superficie un aspecto noble que el absurdo capital no puede desnaturalizar.

Corre por cuenta de cada uno de nosotros si esto sucede así. Por eso desde nuestra visión de cooperativista profundamente humana, solidaria y fraterna que aspira a rescatar lo mejor de nosotros, la bondad entre los humanos, el día de la madre no es un día más ni es un día comercial, es un día de homenaje.

Por estas razones el Consejo Directivo de Cooperativa Club Ancap les desea a todas nuestras madres de la Cooperativa y del País un muy feliz día.

Consejo Directivo de Cooperativa Club Ancap.

0

Editorial- CCA Espacio Cooperativo – Abril 2018

COOPERACION ENTRE COOPERATIVAS – COOPERATIVA CLUB ANCAP.

 

EL SEXTO PRINCIPIO COOPERATIVO EN LA PRÁCTICA.

 

Toda cooperativa solo por el hecho de serlo, adhiere a los principios y valores cooperativos; son los elementos distintivos que les caracterizan y marcan la impronta identificatoria que rige la conducción de la organización en beneficio de los socios y de la comunidad en la que está inmersa.

 

Los principios desarrollan los valores que operan como cimiento e inspiración de una visión y forma de concebir y hacer las cosas, sustentados en una interpretación centrada en el Hombre como ser integral desde la ayuda mutua, la responsabilidad, la democracia, la igualdad, la equidad, la solidaridad, la ética, la honestidad, la transparencia, la responsabilidad social y la preocupación por los demás y el medio ambiente.

 

Cada cooperativa a partir de aquí, dependiendo de la clase a la que pertenece, su extracción y objeto social, desde estos valores evolucionará dependiendo de variables situacionales y su propio proceso histórico con mayor énfasis en algunos principios sobre otros.

 

Nuestra experiencia en Cooperativa Club Ancap es de larga data, desde nuestros orígenes como club allá por 1934 cuando un grupo de trabajadores, apenas tres años después de la creación de ANCAP tuvo la inquietud de nuclearse, al principio con fines sociales, culturales, deportivos y recreativos, lo que operó como proceso germinal y la construcción de la convicción de que juntos se logra más. En el devenir del camino, acompañando las necesidades de sus socios vivió un proceso de transformación, de esos que existen sólo en las instituciones que son su gente y paulatinamente fue asumiendo cada vez más un rol protagónico en la economía familiar hasta que finalmente, en la década del 70, toma su forma actual de cooperativa de consumo.

 

Respetuosos de los principios del cooperativismo internacional nacido en Rochdale, se puso de manifiesto en sus normas estatutarias su cumplimiento y vigilancia, así como en el celoso seguimiento de la doctrina nacional cooperativa.

 

Quiso el destino que en enero de 2012, un voraz incendio lo consumiera todo. Aquello construido ladrillo sobre ladrillo, acumulado en cada año de existencia y fruto de generaciones de cooperativistas se había ido. Fue un momento crítico, y donde no pocos anunciaban el final del camino, nuestra cooperativa vio una oportunidad. La oportunidad de reinventarse, recrearse, reconvertirse, renacer con impulso renovador.

 

Desde ese momento, reorganizada y revitalizada, la cooperativa no ha parado de crecer. Instalando su Casa Central sobre Av. del Libertador muy próxima a Ancap, con un ambicioso pero realista plan de desarrollo se sucedieron las aperturas de sucursales en Paso Molino, Las Piedras, Paysandú, Salto, Florida y el nuevo show room en Av. Uruguay. Se triplicó el padrón social, se incorporó una canasta de servicios de primerísimo nivel como respuesta a las necesidades de nuestros asociados, y se adecuaron las instalaciones para su atención. Podemos decir con orgullo que se verificó la situación histórica al 30/6/18 de haber logrado tres balances consecutivos superavitarios.

 

Todo esto es y ha sido posible por la dedicación y entrega de los trabajadores a un proyecto, los socios que son nuestra razón de existir, y los directivos que supieron encauzar y mantener vigente esta herramienta de transformación de la realidad de miles de uruguayos.

 

Nuestro proyecto, y en gran parte la explicación de esta expansión tan acentuada de todos los indicadores de actividad tienen como eje la implementación en hechos del sexto principio cooperativo, la intercooperación.

 

Hemos suscripto junto con otras cooperativas un acuerdo marco de intercooperación que nos permite sumar potencialidades entrelazadas, complementar nuestras propuestas, quedando manifiesta nuestra voluntad común de desarrollar una estrecha relación de intercambio de colaboración cooperativa, cumpliendo nuestros respectivos objetos sociales previstos en los estatutos, a los efectos de intercambiar conocimientos, experiencias y recursos con el objeto de mejorar la atención, así como la oferta de productos y servicios con la finalidad de mediante la actuación conjunta, lograr mejores condiciones de acceso al precio de productos y servicios para los socios de las Cooperativas Parte del acuerdo intercooperativo para satisfacer las necesidades económicas, sociales y culturales de cada parte y en consecuencia de los socios de las Cooperativas, propendiendo al cumplimiento propio del objeto de cada cooperativa al amparo de los principios previstos en el artículo 7 de la Ley 18.407 estableciendo mediante convenios específicos las actividades a desarrollar, quedando determinados en dichos convenios y al amparo del acuerdo marco, los plazos, alcance, obligaciones, derechos y aportes de cada una de las Partes.  A la luz de este acuerdo, se firmaron contratos que potencian diversos aspectos de la vida de la cooperativa como son una Central de Compras en conjunto, el acceso a una línea de crédito cooperativo, el suministro de servicios de logística y auditoría de stock. Asimismo, hemos incorporado artículos provenientes de otras cooperativas de producción tales como Caorsi, Cofuesa, Molino Santa Rosa y la planta de elaboración gastronómica de Cooperativa Bancaria a los efectos de ofrecer a nuestros socios una amplia gama de productos cooperativos y mantener dentro del sistema negocios que antes salían de él.

 

La optimización de recursos bajo esta lógica es notoria; cada cooperativa suma sus potencialidades a las otras y recibe los beneficios del trabajo mancomunado, no se superponen estructuras duplicadas y todos se benefician de la experticia de cada uno.

 

Ese es el camino que hemos elegido, el de trabajar juntos, el de derribar falsos mitos, el de cooperar entre cooperativas, el de intercooperar.

0
Página 1 de 2 12